Convivencia entre perros y gatos. Recomendaciones para el primer contacto.

La expresión “vivir como perros y gatos” generalmente tiene una connotación negativa y de conflicto, pero en este artículo le queremos decir que sí es posible la convivencia armoniosa entre perros y gatos en nuestro hogar.


Aunque, para empezar, debemos hacer la observación de que no todos los perros son aptos para vivir con gatos, de igual manera, no todos los gatos son aptos para vivir con perros. Existen razas particulares cuyo temperamento no le hace compatibles con otras mascotas de diferente especie. Además, si los gatos son demasiado nerviosos, se puede ver afectada su salud, simplemente por estar expuestos al estrés; sin embargo, como le dijimos anteriormente, esto no quiere decir que la convivencia sea imposible.
Si está pensando en llevar una mascota nueva a su hogar, le damos las siguientes recomendaciones.

  • Realice un intercambio de olores. Frotar una toalla en cada animal y luego intercambiarlas, es una forma en la que ellos van a poder familiarizarse con el olor del otro sin peligro.
  • Procure que las primeras interacciones sean de forma segura; utilice una barrera física como una puerta que les permita olfatearse sin verse.
  • Preparare lugares de reunión o juegos que sean seguros y cómodos para ambos.
  • Nunca obligue a la fuerza al gato en el primer contacto, y tampoco deje al perro suelto en la primera etapa de adaptación.
  • Mantenga una vigilancia cercana, para poder actuar de forma rápida en caso de cualquier incidente.

Durante esta etapa, se pueden usar productos que permitan que los animales se sientan a gusto con el olor de la otra mascota, como feromonas y medicamentos naturales como Anxocare® jarabe o tabletas del Laboratorio Himalaya, el cual mejora la adaptación de perros y gatos a situaciones nuevas, facilita el entrenamiento y disminuye el estrés o ansiedad en las mascotas.

La mejor forma de evitar conflictos posteriores es delimitar áreas en las que el gato tenga acceso a recursos como agua, comida y literas, sin que el perro pueda acceder a éstas; los postes de escalar y repisas para gatos son una excelente opción para que los felinos no tengan que estar a nivel del piso y exista una separación apropiada. 

Una adecuada convivencia entre perros y gatos es posible, y siempre va a ser necesario que el propietario dé las condiciones propicias.

26/5/2020
3 min.

buscá por categoría

salud

bebe

cuidado personal

mascotas