Piel del bebé libre de humedad e irritaciones

La piel de un bebé es más fina que la de los adultos, es menos gruesa y presenta mayor debilidad en las diferentes capas que la componen; todo esto implica que sea más delicada, vulnerable a las bacterias, cambios de temperatura y resequedad.

En los recién nacidos es común que se desarrollen pliegues en el cuello, brazos y muslos; zonas preferidas para la acumulación de sudor, restos de algodón o pelusillas de la ropa lo que puede producir irritación en la piel. Para cuidarla y evitar infecciones se pueden tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Antes del baño, limpiar cuidadosamente los pliegues con un algodón humedecido en aceite para bebés de preferencia naturales.
  2. Durante el baño, preferir limpiar su cuerpo con la mano, ya que el uso de esponjas o paños puede provocar que queden restos.
  3. Secar con mucha delicadeza todo el cuerpo, haciéndo énfasis en dichos pliegues para evitar que quede humedad.

Una excelente opción para utilizar después del baño es el Talco para Bebés del Laboratorio Himalaya. Una novedosa formulación de ingredientes naturales diseñados para mantener la piel del bebé hidratada, suave y libre de humedad. Este producto contiene extracto de óxido de zinc, aceite de oliva, aceite de almendras y vetiver; este último considerado un antitranspirante y astringente natural.

Muchos talcos pueden reducir la humedad en exceso y más bien provocar resequedad en la piel de los bebés, en cambio el Talco para bebés del Laboratorio Himalaya mantiene la piel humectada y protegida.

Para el cuidado de la piel de su bebé prefiera productos naturales libres de alcohol, Parabenos, SLS y derivados de origen animal, como el Talco para Bebés.

19/1/2021
2:00

buscá por categoría

salud

bebe

cuidado personal

mascotas